NOTICIAS

El CF Fuenlabrada visitó el Hospital de la ciudad

Una representación de la plantilla llevó regalos a los niños hospitalizados.

03/01/2018 11:10

El CF Fuenlabrada pidió permiso a sus majestades los Reyes Magos de Oriente para adelantase y acudir al Hospital de Fuenlabrada a visitar a los niños hospitalizados. La plantilla del CF Fuenlabrada, representada por Rubén Sanz, Juanma Marrero, Luis Milla, Cristóbal y Pol Freixanet acudieron el 3 de enero al hospital del municipio cargados de regalos y con la ilusión de hacer sonreír a los niños hospitalizados y a sus familias. Pero no sólo a ellos. El primer recibimiento ya hacía presagiar una visita cargada de emoción. Los empleados del hospital acogieron con los brazos abiertos a los “chicos del Fuenla”.

Ya en la zona infantil llegaron las primeras sorpresas. Primero para los padres de los recién nacidos que vieron como sus pequeños tuvieron la bienvenida al mundo en forma de abono para acudir al Fernando Torres, todo con bufanda del club y juguetes. Unos juguetes cortesía de Cruz Roja Fuenlabrada y fruto de la solidaridad de una ciudad que nunca falla en este tipo de citas. Pronto el pasillo de la zona infantil se llenó de sonrisas. Los papas y las mamás de los recién nacidos agradecían el detalle en nombre de unos niños y niñas que ya en sus primeros días de vida son, de alguna manera, seguidores del Fuenla.

Pero no sólo había recién nacidos, en la sala también estaban los niños que no han podido pasar las vacaciones de Navidad en casa o los hermanos que visitaban a los nuevos miembros de sus familias. Todos tuvieron su premio y su ilusión se contagió a los jugadores que disfrutaron igual o más que los pequeños. Jorge alucinaba con Luis Milla: “Tu marcaste en el Bernabéu”. Y señalaba a Juanma, Rubén, Cristóbal y Pol: “¡Os conozco! ¿Me firmáis el balón?”. Firmas, fotos… lo que hiciera falta por ver felices a todos.

Fue un rato para conocer a sus ídolos y disfrutar. Alguno de los más pequeños hasta se atrevían a poner tareas a los jugadores para el siguiente partido: “Tenéis que ganar 13-0”. La carcajada general y el reto de vuelta. “Sólo si tu vienes a animarnos”, le contestaban los jugadores al pequeño. Pero no sólo era un día para los niños y sus familias. En los hospitales hay héroes anónimos que a falta de antifaz o capa lucen batas blancas. Héroes que también son humanos y que no dejaron pasar la ocasión para conseguir fotos con los jugadores o para tener esas bufandas de recuerdo del partido histórico que enfrentó al Fuenlabrada con el Real Madrid. Un tiempo para el disfrute en el que todo fueron sonrisas y los niños que están malitos pudieron evadirse durante un tiempo de los problemas de salud. Una visita que se cerró con un deseo, que todos los que estaban en el hospital ingresados devuelvan la visita en “plena forma” al equipo. Eso sería una gran señal. Los jugadores del Fuenla se adelantaron, con permiso, a sus majestades los Reyes Magos de Oriente y fue una mañana llena de ilusión